Ven a mi y descansa…

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.” Mateo 11:28

Jesús le está haciendo un llamado a todos los que le seguían a que llegaran y se acercaran a Él. Podríamos hacer la pregunta de por qué Él hace este llamado si la gente estaba cerca y le seguía. Si vemos la definición de “venir”, dice el diccionario que es trasladarse o llegar hasta donde está el que habla. Jesús les estaba haciendo un llamado diferente. No es sólo que le siguieran, sino que le escucharan. Muchos de los que le seguían estaban allí por ver qué milagro Él iba a hacer o cómo les podía suplir su necesidad física. El Señor no sólo quería suplir sus necesidades físicas, sobre todo las espirituales, las del alma. Yo los quiero hacer descansar. Este descanso no era de sus responsabilidades, sino, de su aflicción, y que pudieran acercarse a Su presencia.

A veces nos encontramos en tantos compromisos, trabajo, estudios, y aunque seguimos a Jesús, no lo escuchamos, ni tampoco descansamos en Él. El Señor quiere que nos detengamos en el camino, que reflexionemos, escuchemos Su voz, y le obedezcamos. Los afanes de esta vida, a veces nos envuelven y perdemos de perspectiva quiénes somos, en dónde estamos y hacia dónde nos dirijimos. Recuerda que hoy el Señor nos dice VEN A MI Y DESCANSA.

Devoción.org

¡Compártelo con otros!