Como Él nos perdonó…

“Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.” Efesios 4:32

Me viene a la mente la primera expresión de Jesucristo cuando fue colgado en la cruz, “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen…” (Lucas 23:34). Después de toda una madrugada y día siendo azotado, bofeteado, corona de espinas, insultado, blasfemado, desidratado, lo primero que Él expresa cuando en aquella cruz es, Padre perdónalos. Esto habla del propósito principal de su venida al mundo, morir por nuestros pecados, para que pudiésemos ser perdonados. Después de todo lo que le hicieron, Él no dijo Padre dales su merecido, sino, perdónalos.

Todos aquellos que somos cristianos, o sea, que hemos aceptado a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, le tenemos a Él como nuestro Maestro y modelo. La Palabra de Dios nos enseña la forma en que debemos vivir para poder así ser buenos discípulos y agradarle. Una palabra importante que nos habla el Apóstol Juan en 1 Juan 2:6 es la siguiente: “El que dice que permanece en él, debe de andar como él anduvo.” En otras palabras, si decimos que somos creyentes, debemos de comportarnos como tales.

En el verso bíblico de hoy, el Apóstol Pablo le dice a la Iglesia de Éfeso y por ende a nosotros, que como Cristo nos perdonó, así nosotros debemos perdonarnos unos a otros y ser benignos unos con otros. Esto no significa que no se van a ocurrir situaciones en las congregaciones, familias, o cualquier entorno, o que no vayan a haber malos entendidos, lo que significa es que cuando los hayan, el amor de Dios que se ha derramado en nosotros, así el perdón se ha de manifestar. Parece fácil decirlo, pero si decimos que amamos a Dios guardamos sus mandamientos (Juan 14:15). Es por esto que el Apóstol Pablo dijo en un momento, ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí… (Gálatas 2:20). Sigamos cada día el ejemplo del Maestro y veremos que cuando la gente nos vea, va a ver el reflejo de Cristo en nosotros. Como Él nos perdonó.

¡Compártelo con otros!