Siguiendo el Camino trazado…

“Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; Sobre ti fijaré mis ojos.” Salmos 32:8

La Biblia dice que cuando estábamos en el mundo, andábamos en tinieblas, sin fé y sin esperanza, o sea, sin dirección (Efesios 2:12). La vida pecaminosa en la que vivíamos nos alejaba de Dios y seguíamos el camino que nos llevaba a la eterna perdición. Gloria a Dios, por su amor y misericordia, que aún nosotros fallándole y pecando contra Él, no dudó en despojarse de Su gloria en el Cielo, para venir a la Tierra y morir por nuestros pecados. El fijó sus ojos sobre nosotros, sobre la humanidad y nos ha mostrado el camino en el cual debemos andar para llegar hasta Él.

Hoy día enfrentamos muchos retos y desafíos como Iglesia. Es necesario que mantengamos nuestra mirada fija en Jesús para así no desviarnos del camino que Él ya trazó para nosotros a través de Su Palabra. Vemos como muchos se han desviado del camino y se han vuelto atrás, aún así continúen en una congregación. Los ojos de Dios todavía continúan fijados sobre nosotros, deseando que nos volvamos a Él de todo corazón.

Volvamos a la Palabra, dónde encontraremos todo lo necesario para mantenernos firmes ante el tiempo final que vivimos. Jesús le dijo a sus discípulos en Juan 5:39 “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;”. En otras palabras, si escudriñamos la Palabra y no nos desviamos de ella, el camino ya trazado nos va a llevará a Jesús.

Devoción.org

¡Compártelo con otros!