Me gozaré en Dios…

“Con todo, yo me alegraré en Jehová,Y me gozaré en el Dios de mi salvación.” Habacuc 3:18

En algún momento hemos pensado que lo que estamos pasando es tan fuerte que no sobreviviremos. Eso mismo pensaron los discípulos cuando se encontraron en medio de aquella gran tempestad, dónde aún Jesús con ellos en la barca, pensaron que iban a morir (Marcos 4:35-41). Gracias a Dios que Él prometió que no nos dejaría, aún cuando veamos que los vientos son contrarios, Dios está trabajando a nuestro favor. El Señor nos prometió que estaría con nosotros todos los días a través del Consolador, el Espíritu Santo (Mateo 28:20). Teniendo esto presente, que Él está con nosotros en las buenas y las malas, no tenemos porque temer, ni desesperarnos en los momentos de prueba o dificultad que lleguen a nuestras vidas, sino, gozarnos en Dios.

¿Gozarnos? La definición de gozar es sentir placer o disfrutar de algo. Dios permite las pruebas en nosotros para que crezcamos en Él, y podamos experimentar como el Señor se mueve a favor de nosotros y así avanzar hacia Su propósito. Nunca la prueba puede representar derrota o fracaso. Por esto el profeta Habacuc después de pronunciar el famoso verso 17 (Habacuc 3:17), hace la expresión “Con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación” (Habacuc 3:18). No importa lo que él estuviese pasando, el podía gozarse en el Señor y en la salvación que Dios iba a producir en él.

Los tiempos que vivimos son unos peligrosos así como el Apóstol Pablo le dice a Timoteo (2 Timoteo 3:1). No importa lo que enfrentemos, sabemos que nuestro Dios Todo Poderoso va a estar con nosotros. Podemos gozarnos en Él, por sus obras magníficas y milagros gloriosos que manifestará en medio de nuestras pruebas y tribulaciones.

Devoción.org

¡Compártelo con otros!