Él siempre cumple sus promesas

“El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.” 2 Pedro 3:9

A través de la historia bíblica podemos evidenciar que Dios siempre ha cumplido sus promesas. Estoy seguro que usted que lee esta reflexión ha sido testigo en muchas ocasiones de que las promesas de Dios se han hecho una realidad en su vida. Como el Señor ha sanado, ha suplido, fortalecido, y muchas cosas más. Él es el Creador, el Salvador y Redentor de nuestras almas. La Biblia dice que no hay nada imposible para el que cree (Marcos 9:37).

En la Palabra de hoy, el Apóstol Pedro establece primero, que el Señor no retarda su promesa. Cuando buscamos la definición de retardar, es demorar o retrasar. Dios diciendo que no importa cuánto tiempo haya pasado de hecha la promesa, Él no la olvida, sino, sólo espera el tiempo para su cumplimiento. En cuánto al contexto de este verso, el Señor se está refiriendo a su regreso para buscar a su Iglesia, el arrebatamiento. Nos expresa Pedro que dentro de la Iglesia hay algunos que tienen esta promesa por tardanza, en otras palabras, piensan que ya no tendrá cumplimiento, sea porque se han cansado de esperar o que han perdido su esperanza, confianza y fe en el Señor.

Si todavía la promesa de regresar por Su Iglesia no se ha manifestado, es porque mucho pueblo no está preparado y Dios no quiere que nadie perezca, pero, cuando sea el momento del cumplimiento, sólo los que estén preparados podrán irse con Él. Hoy es el tiempo, es el momento de estar preparados, listos para el encuentro con el Amado. Recordemos que Él siempre cumple sus promesas.

Devoción.org

¡Compártelo con otros!