Valientes…

“Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé.” Ezequiel 22:30

Desde un principio la desobediencia ha tenido y tiene consecuencias. Vemos muchos relatos en la historia bíblica de cómo el pueblo de Dios conociendo lo que el Señor había establecido, desobedecían. Hoy no es muy diferente, Dios nos ha dado Su Palabra para que vivamos y andemos por ella, y hay personas que hacen lo mismo que Israel, conociendo, viven no conforme a Dios y Su Palabra. Cómo desde el principio hoy Dios está buscando un pueblo que pueda marcar la diferencia ante el mundo en que vivimos, gente que pueda ser luz y sal así como Jesús lo estableció.

En el contexto de este verso vemos cómo el Señor utiliza a el profeta Ezequiel para advertirle al pueblo sobre las consecuencias de la desobediencia hacia Él. A veces se hacen o se dicen cosas y no pensamos que tienen concecuencias. Dentro de todo lo que está hablando dice que Él buscó dentro del pueblo a alguien que fuera diferente y que no siguiera la corriente del pecado y el mundo, pero tristemente no lo hayó. El verso habla de que Dios buscaba a alguien que hiciera “vallado” y que se parara en la “brecha”. El vallado se utilizaba alrededor de las viñas, para protegerlas de animales, para que no entraran y dañaran la viña, y la brecha, eran hendiduras en las murallas por las cuáles cualquiera podía entrar, y había que vigilar que el enemigo no se metiera por ahí y entrara a la ciudad.

Este llamado no rindió frutos en aquel entonces, pero sé que Dios encontrará en usted y en mí gente valiente que hemos decidido ser diferentes, y ser santos en medio de tiempos tempestuosos dónde muchos han decidido seguir la corriente del mundo y desobedecer la Palabra de Dios. Párate en la brecha y has vallado. Valientes.

Devocion.org

¡Compártelo con otros!