Aprovechando bien el tiempo…

“Aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.” Efesios 5:16

Creo que todos los que me leen en este momento pueden estar de acuerdo conmigo que los días que vivimos son malos. El Apóstol Pablo le dijo a Timoteo que los últimos días serían malos (2 Timoteo 3:1). No cabe duda que lo que estamos experimentando en este tiempo son señales del fin, de que vivimos días peligrosos. Ante todo, tenemos una promesa de parte del Señor que no importa lo que ocurra Él estará con nosotros todos los días hasta el fin (Mateo 28:20). ¡A Dios toda la Gloria!

Siendo conscientes de esto, sabemos que debemos continuar haciendo el trabajo que Él nos encomendó, cumplir su misión. Lo que está ocurriendo no puede ser un obstáculo para que dejemos de compartir a Cristo, sino más bien debe de impulsarnos a seguir con más fuerza haciendo la obra de Dios. Referente a esto, el Apóstol Pablo le dice a la Iglesia de Éfeso que había que aprovechar bien el tiempo. Cuando definimos “aprovechar” es emplear útilmente una cosa. Con relación a este verso, es emplear útilmente el tiempo. Sabiendo que tenemos muchos retos y desafíos en el presente y futuro debemos de pedirle a Dios sabiduría para que podamos utilizar bien el tiempo y así poder ser efectivos en la misión.

No es cuestión de buenas intenciones, porque como dice el dicho, de buenas intenciones está llena el mundo. Es cuestión de poner en función la voluntad de Dios en nuestras vidas y así redimir bien el tiempo para que Dios sea glorificado y las almas vengan al conocimiento del Hijo de Dios. Quiero concluir con esta pregunta: ¿En qué estamos invirtiendo el tiempo?

Devocion.org

¡Compártelo con otros!